Software bajo demanda

Para satisfacer las necesidades específicas de su negocio, que normalmente no son satisfechas por productos disponibles en el mercado, muchas empresas tratan de desarrollar internamente su software, lo que en la mayoría de los casos no es la mejor alternativa. De acuerdo a las estadísticas del mercado, además de requerir grandes inversiones en personal e infraestructura, la gran mayoría de estos proyectos sufren de desviaciones significativas en costo, cronograma y alcance. Como consecuencia, no siempre todas las características deseadas se llevan a cabo, creando frustración del usuario y gran pérdida de tiempo y recursos.

 

En el medioambiente empresarial actual, experiencia técnica no basta para desarrollar sistemas e implementar aplicaciones. Las aplicaciones se integran a través de múltiples funciones y ubicaciones, dentro de una arquitectura de negocios y de TI. Por estas razones, sin una visión integrada es difícil evitar demoras o errores en su implementación.